Un día en el ICAM es una experiencia reveladora. Los estudiantes se enfrentan a retos diarios que facilitan el desarrollo de habilidades como pensamiento crítico, comunicación asertiva, creatividad y autonomía.

Deja tu comentario